La primera gorra de protección anti-doblado de orejas
image

Una solución suave y delicada

Ya era madre de dos niños, así que conocía bien este problema: se les doblaban constantemente las orejas y tenía que recolocárselas. Tras el nacimiento de mi hija, me encontré una vez más ante el mismo problema. Y me preocupaba, porque se le estaban empezando a despegar de la cabeza. Además, el hecho de que se doblaran le provocaba pequeños cortes detrás de las orejas. Por lo tanto, me propuse encontrar una solución.

Los esparadrapos, las cintas o los gorros no me convencían, no me parecía que se adaptaran bien a mi bebé. Así que decidí fabricar esta solución yo misma.

Fue así cómo nació Baby’s Bonnette®, diseñado con la redecilla más suave y cómoda que pude encontrar. Mi hija lo lleva desde hace casi un año, durante la noche y las siestas. Por fin, hemos resuelto el problema de las orejas dobladas. Ha sido necesario realizar múltiples ajustes para llegar al gorrito actual pero, desde el principio, despertó un gran interés entre las mamás de mi entorno. Animada por su apoyo, decidí compartir mi creación con otros padres.

Este gorrito, creado especialmente para mi pequeña Honorine, ofrece una solución innovadora, cómoda y segura para todos los bebés del mundo.

Sandrine

La trascendencia de la experiencia

Baby’s Bonnette® no es más que el comienzo de la aventura. En efecto, este gorrito —que originalmente estaba destinado solo a mi hija— me inspiró otras creaciones innovadoras, que pronto verán la luz.Como no quería presentar estos productos de puericultura con la marca Baby’s Bonnette®, exclusiva de este gorrito para sujetar las orejas del bebé, busqué un nombre que evocara una vez más la maravillosa unión que tengo con mis tres hijos.Mientras pensaba en la llegada al mundo de mis hijos, Bébé-Neige® me vino a la cabeza como la opción más evidente.

Elegí dar a luz a mi hija Honorine en casa y la experiencia fue como una dulce tormenta de nieve (neige en francés): una nube de emociones atravesaron con fuerza la magia del momento mientras mil sensaciones se aliaban para dejar escapar de la tormenta a este copo de nieve puro, frágil e inmaculado, caído directamente del cielo. Había nacido mi niña, mi pequeña Bébé-Neige…

Sandrine

image